Oh capitán, mi capitán

Oh capitán, mi capitán
L

a metodología educativa conservadora y tradicionalista pareciera haber existido en todas las épocas y desde siempre. El desfase que se vive en la preparación de los jóvenes en las escuelas para el mañana parece, a estas alturas, crónico y sin remedio. Nada más lejos de la realidad. Debemos hacer que los jóvenes vuelvan a ser protagonistas de su educación, en la sala de clases y con el mundo que los rodea. Solamente así podrán construir lazos y sentido de pertenencia que le otorgue sentido a sus vidas y los provea de experiencias significativas que a su vez forman el carácter.

Cuando en el año 89 se estrenaba por primera vez en los cines la película “La sociedad de los poetas muertos” muchos de los que hoy conocen y viven el coaching aun ni si quiera soñaban con convertirse en coaches en un diplomado en coaching. La película narra las vivencias de cuatro jóvenes inquietos mientras estudian y aprenden en una escuela tradicionalista y altamente conservadora del año 1959. La película busca establecer un claro desafío desde el aprendizaje creativo hacia los valores educacionales tradicionales y por lo pronto podemos apreciar en ella el proceso de conflicto y resquebrajamiento del molde de la sociedad conservadora en el establecimiento educacional ficticio Welton Academy.

UNA SOCIEDAD QUE FUNCIONA IGUAL

Los parangones y comparaciones con la realidad actual parecieran ser menores pero no lo son. Nuestra sociedad no solamente vive una crisis valórica, ética y moral sin precedentes, sino además ha degenerado en un sistema educacional que en nuestra época de globalización se nos aparece como arcaico, atemporal, no-formativo, anacrónico y sobre todo no funcional a nuestro mundo presente. Los niños y jóvenes alcanzan la edad adulta con un sinfín de saberes técnicos en una mochila gigantesca pero sin saber nombrar más de 4 emociones. Ni hablar de reconocerlas, mucho menos de expresarlas y manejarlas adecuadamente.

Es por eso que muchas veces esos adultos deben volver a la escuela. Pero no vuelven a cualquier escuela. Deben ir a una escuela Ontológica. Una escuela dónde le enseñen del ser. No solamente de los seres vivos, sino de los seres humanos y de qué significa, ser humano. Les deben volver a enseñar que no todos en el mundo piensan como ellos. Hay que volver a enseñar formas básicas de relacionarlos con sus sentimientos. Mostrarles que lo que ebulle desde su interior no es algo extraño o alienígena, sino más bien es algo normal y parte del ser, y como tal es controlable, manejable, incluso moldeable. En fin, el proceso de volver a aprender lo que no se aprendió implica en todo momento desaprender. El diplomado en coaching muestra una y otra vez que los paradigmas son estructuras fijas de creencias que se instalan cual verdades y buscan mediante el resentimiento de la persona dueña de la verdad imponérsela a los demás. ¡A los demás que somos radicalmente diferentes entre todos! He ahí nuestra era moderna y dicho de otro modo nuestro yugo educacional. Un yugo tradicionalista que impone una formación técnica, jerárquica, conservadora y profundamente alienante del niño ser humano que requiere de experiencias significativas para desarrollarse como persona. ¡SIGNIFICATIVAS! Ese niño alcanza la edad adulta y requiere de un sinfín de profesionales de la salud (salud mental sobre todo) que le enseñen respetar a las mujeres, o a no abusar de su posición de poder.

El día sábado EVS Coaching Consultores y su diplomado en coaching se vistió de gala. Y lo hizo por un motivo muy especial. Nuestros alumnos debían realizar su primer taller de aplicación. El público invitado acudió en masa lo cual desafió aún más a los ya nerviosos alumnos. En el taller ellos deben pasar de ser espectadores de su propio aprendizaje (como lo son los niños a lo largo del país hoy por hoy) a ser los máximos protagonistas de él. Debían preparar cada detalle para invitados de todas edades y sectores, tales como las pausas de café, los horarios y contenidos de facilitación, el almuerzo, el catering, audio, proyector, todo.

TÚ DEBES SER EL PROTAGONISTA DE TU APRENDIZAJE

Para personas adultas que trabajan en horario continuado igual que la gran mayoría de personas que viven en este país este es un desafío monumental. Implica y requiere del alumno que deje de ser la comparsa eterna de su vida. Da lo mismo la edad, porque la experiencia que se vivió ese día sábado será inolvidable para maestros y alumnos. Es por lo mismo gratificante poder ofrecer otra mirada adicional, que es ésta. La del presente artículo. La mirada de la escuela con respecto a sus alumnos (que fueron los maestros ese día sábado) y los invitados al taller de aplicación. EVS Coaching y su diplomado en coaching se declara pleno y feliz por la facilitación a todos los que estuvimos presentes ese día de un espacio de aprendizaje marcado por experiencias significativas. El aprendizaje marcado por estas experiencias hace que las personas no solamente recuerden ese día sábado con mucho cariño por mucho tiempo más, sino que las personas hayan formado lazos. Se han producido encuentros felices. Las personas vieron que sus vidas no solamente tienen valor, sino que tiene protagonismo. Poseen ahora más interés e inquietud por el mundo maravilloso que nos rodea.

Sin embargo ese mundo no está exento de estructuras de dominación que funcionan sobre todas las cosas en el ámbito educacional (inclusive algunos diplomados en coaching de dudable calidad). Ya sabemos que esas estructuras, integradas por organizaciones son profundamente conservadoras de los valores tradicionales, pero a la vez sabemos de qué manera desafiarlas y derruirlas. Ese desafío se lanza leyendo un poema desde un basurero, arrancando la página técnica y normativa para la escritura de poemas, o volviendo a aprender que sentir cosas es humano, que emocionarse por una pérdida, o sentir desazón ante la posposición de un ascenso laboral. El desafío se lanza rompiendo el esquema militar del pizarrón y las mesas por ejemplo, pero sobre todo se lanza volviendo a mostrarles a las personas que pueden no solamente ser dueños y maestros de su aprendizaje, sino que pueden dudar críticamente de las estructuras que la sociedad busca rígidamente imponerles e imponernos.

De ahí la eterna actualidad de la sociedad de los poetas muertos, pues simboliza el eterno resurgimiento de ser creativo frente a la opresión conservadora y tradicionalista. Representa la vigencia del sueño individual o colectivo frente al inevitable anacronismo en el que se encuentra todo intento por inhibir a un ser creador y creativo. Es una jaula, como todas las jaulas, destinada a romperse y a resquebrajarse.

Agradecemos su fidelidad y su interés en nuestros artículos. Queremos recordarle además que los días 27 y 28 de Octubre se da inicio a nuestro diplomado en coaching y para más información consulte en www.evscoaching.com/diplomado-en-coaching/. Le pedimos que por favor le de ´me gusta´ al artículo y lo comparta con sus redes sociales para que así podamos llevar este breve pensamiento a más lugares donde aún se enseña del pasado, oh capitán, mi capitán.

Este artículo está dedicado y preparado especialmente y con mucho cariño a nuestros alumnos Priscilla, Ingrid, Fernando, Vicky, Roger y Esther del diplomado en Coaching Organizacional y Ontológico, que éste sábado 14 de Octubre realizaron el mejor Taller de aplicación que EVS Coaching Consultores haya visto o recordado en sus más de 10 años de experiencia. Felicitaciones y ´Keep on Coaching´.

Deja un comentario