Equipos de Trabajo de Alto Desempeño – 5°Parte

Una mirada resumida a los equipos de trabajo productores de Programas de Televisión considerados de alto desempeño: su funcionamiento, características y componentes.

 

EVS Coaching Consultores:
10 años de experiencia formando equipos de alto desempeño organizacional
Marzo 2018

 

¿Cómo diferenciamos un grupo de trabajo, de un equipo de trabajo y de un equipo de alto desempeño?

 No nos produce agrado, que nuestros estudios nos revelen que en los tres casos estamos hablando de equipos diferentes de trabajo. Nuestras investigaciones nos llevaron a identificar valiosos estudios hechos con anterioridad.

Para entender qué es un grupo de trabajo, tomamos la siguiente definición que creemos que es muy aclaratoria:

“Un grupo de trabajo es un conjunto de personas reunidas por la autoridad formal de una organización para transformar recursos iniciales (insumo), en bienes y servicios (producto)” (Morales, 1995, p. 2).

En otras palabras prácticamente todas las organizaciones que estén formadas por más de  una persona tienen grupos de trabajo. No obstante estos grupos de trabajo, no por el hecho de constituirse como equipos, van a ser de alto desempeño. De hecho en la mayoría de los casos los grupos de trabajo comparten el mínimo de metas y/o objetivos comunes, se conocen entre sí lo justo y lo necesario y no tienden a cuidar la comunicación ni la práctica de la escucha del otro, al interior del grupo.

La comprensión de lo que es un equipo de trabajo, resulta también aclaratoria, para la correcta comprensión del punto anterior. Para estos efectos, podemos hacer sentido, que todo grupo de trabajo cumple con los requisitos de poder convertirse en un equipo de trabajo siempre y cuando desarrolle algunos aspectos que resultan claves:

  1. Desarrolle la capacidad de compartir sus ideas para mejorar los procesos productivos del equipo.
  2. Comience a desarrollar respuestas comunes y coordinadas a los cambios externos que afectan, emplazan o desafían al grupo.
  3. Desarrolle su capacidad de escuchar y respetar a los miembros del equipo.
  4. Se haga hábil en coordinar acciones tendientes a mejorar o desarrollar aspectos relacionados con los objetivos y metas del equipo de trabajo.

No obstante todo lo anterior, aun no podemos hablar de un equipo de alto desempeño a pesar de haber mejorado y entrenado los aspectos recién mencionados. Cabe señalar también en este punto que todo equipo de trabajo puede transformarse en un equipo de alto desempeño (EAD). Por definición proponemos entrenar a los equipos para desarrollarse y transformarse en un equipo de alto desempeño para cumplir con exigencias como… “En un mundo de globalización altamente competitivo en donde predominan los cambios y las innovaciones tecnológicas constituye un factor crítico de éxito para las organizaciones lograr transformar equipos de trabajo corrientes en Equipos de Trabajo de Alto Desempeño (ETAD), flexibles, comprometidos y con un alto ritmo de adaptación, para aplicar los avances de la tecnología y desarrollar estrategias administrativas y de negocios a fin de alcanzar los resultados esperados en el menor tiempo posible. (REVISTA GESTIÓN DE LAS PERSONAS Y TECNOLOGÍA – ISSN 0718-5693 – EDICIÓN Nº 15–NOVIEMBRE DE 2012)

Para lograr esto es importante señalar primero algunos aspectos que podemos definir y que con seguridad diferencian a los equipos de trabajo de equipos de alto desempeño:

  1. El nivel de energía que se vivencia al interior de los EAD es muy superior al nivel de los dos anteriores. Cuando nos referimos a energía, no estamos hablando de algo intangible, inmedible y casi espiritual. ¡NO! Hacemos referencia a que existe en la manera verbal y no verbal de comunicarse. Un cierto nivel de velocidad, con las características adicionales, que las coordinaciones (verbales y no verbales) entre los miembros no tienden a estancarse debido a quiebres o conflictos, no tienden a bajar la velocidad en el intercambio debido a que hay un miembro del equipo que es excesivamente retórico o egocéntrico. En inglés y adhiriendo a la sicología positiva, dicho estado en el cual entra un equipo de alto desempeño tiende también a explicarse mediante la palabra flow.
  2. Todos los miembros están al tanto de una serie de factores que dicen relación con las metas y los objetivos tanto grupales como individuales. Esto quiere decir que todos los miembros del equipo comparten una o varias metas grupales, que a su vez están compuestas por fases de cumplimiento (todo están al tanto de ello en detalle), pero a su vez todos los miembros del equipo conocen mutuamente sus metas individuales, y por tanto conocen la totalidad del rol y el propósito de cada una de esas personas en los equipos de alto desempeño.
  3. Los miembros del equipo están con la mirada fija en las metas de acuerdo al tiempo en el cual está estipulado su cumplimiento. A medida que se acercan dichas fechas de cumplimiento de los plazos acordados, los miembros del EAD se impacientan e intentan por todos los medios asegurar mutuamente el cumplimiento de los objetivos comunes e individuales.
  4. Los EAD tienden a no conformarse con los resultados que están obteniendo. Buscan la mejora continua como una lógica de equipo. Saben por lo tanto que equipos que pronto se conforman con las metas cumplidas, pronto también inician su disolución.
  5. Los miembros conocen entre sí sus debilidades y sus fortalezas, más allá de las metas asignadas, y buscan por lo tanto el desarrollo de las competencias individuales de todos los miembros que componen el EAD.

Lo anterior si bien es absolutamente razonable y racional, no responde a una lógica organizada de observación y estudio de equipos de alto desempeño, sino más bien se corresponde con una descripción de ciertos elementos, no ordenados, que parecieran resaltar por encima de otros. Como equipo de trabajo, apasionado por el tema quisimos dedicarnos a medir ciertos elementos muy concretos, que se desprenden de las características mencionadas arriba y que se corresponden con un intento por generar objetividad en el estudio de estos EAD. Para ello decidimos en conjunto con alumnos de la UDD iniciar un estudio acabado de estos equipos y sus características para con posterioridad levantar un modelo que nos pudiera ofrecer datos objetivos, medibles y cuantificables.

Sobre estos modelos (Resultaron ser varios) conversaremos en los capítulos posteriores en nuestro “NEWSLETTER” al que te invitamos a suscribirte

 

Danos tu opinión respecto de esta serie “Equipos de Trabajo de Alto Desempeño”.

 

Deja un comentario