Los preparativos para el alto desempeño

Q

uizás la premisa de que no se puede nunca estar bien preparado se pueda aplicar a la mayoría de los trabajos, proyectos y emprendimientos de la actualidad. Tal vez todo lo que implique el negocio (el neg-ocio, cómo la negación del ocio) conlleva una cierta cuota de incertidumbre, la cual hemos descrito en ya varios de nuestros artículos anteriores. Teniendo en cuenta lo anterior hoy queremos intentar algo diferente, y nos comprometemos a entregarte aquello que sí preparamos cuando preparamos un proyecto. Queremos mostrarte la disposición previa con la cual queremos, para nuestro cliente, asegurar el resultado.

Preparativos

Siempre se inicia con el equipo

Si en años anteriores fueron los aserraderos y los colegios, hoy volvemos a llevar nuestros sueños y profesionalismo a Bolivia. Tierra que para nosotros ha sido ya fértil, y en la cual hemos podido estrechar los lazos de personas altamente profesionales y conectadas con el mundo. No obstante es no muy lejos de ahí, en Santiago de Chile, dónde los preparativos y las conversaciones ya se iniciaron hace semanas. Se conversa del requerimiento del cliente acompañado generalmente por la misma pregunta: ¿De qué manera podemos entregarle al cliente el 120%? ¿Con qué se encontrará más que satisfecho?

En la semana misma del viaje la máquina de funcionamiento que es el equipo de EVS Coaching Consultores intensifica de manera sostenida la calidad y duración del tiempo invertido en el proyecto determinado. Es de esta manera que hemos descubierto que todas nuestras semanas debían partir de la misma forma. Esto, ya que en últimas instancias la razón de estar aquí y de pasar el tiempo productivo juntos, es la de construir un equipo que pueda aumentar su desempeño paulatinamente. Dado lo anterior todos nuestros lunes son lunes de equipo. Esto no quiere decir que estaremos todo el día reunidos, sino más bien que daremos puntapié inicial a la semana en una reunión que no dura más de una hora y media. Iniciaremos la semana, como todas las semanas, en equipo. En EVS Siempre se parte por el equipo.

Preparación para el viaje a Bolivia

En esta reunión estamos generalmente bien desafiados ya que deberemos tomar decisiones con respecto a diversos temas. Entre ellos, y teniendo el proyecto en Santa Cruz de la Sierra en mente, debíamos decidir quiénes del equipo viajarían. En estos casos tendemos a tener dos escenarios posibles. Dos formas primarias (entre otras muchas) en las que el equipo opera. A saber el equipo completo, cuando el caso así lo requiere, o nuestros dos coaches más experimentados quienes en estos casos cuentan con un apoyo logístico desde Santiago que es constante. El apoyo logístico es no menor, pues requerimos entregar resultados de mediciones de competencias individuales y de equipo en tiempo real. Demás está decir que todas estas mediciones los participantes los pueden realizar en sus teléfonos móviles, tabletas o computadoras personales. De ahí se desprende por lo pronto la necesidad de que el equipo de EVS que se encuentra en las oficinas en Santiago pueda evaluar y entregar los resultados de los participantes a los pocos minutos de haberlo realizado.

Para que nuestra misión en Bolivia resultase óptima tuvimos que optar por la alternativa en la que nuestros dos coaches más experimentados viajen. En seguida había que terminar la estructura del programa y posteriormente exponerla a una revisión detallada para asegurar la coherencia interna y cultural. La coherencia interna hace referencia al adecuado funcionamiento metodológico de sus diferentes engranajes y métodos y su relación directa con el requerimiento del cliente. Si dicha relación no se establece con claridad desde un inicio es muy difícil acceder a ella con posterioridad. En segundo lugar se debe velar por las adecuaciones culturales a las que deben ser expuestas los materiales de apoyo del proyecto de facilitación en alto desempeño. En este caso se proceden a cambiar imágenes, frases, ejemplos y videos. Este lunes de equipo debía apoyar a los viajantes de tal modo que ese asunto estuviera ya zanjado en el momento que se embarcan hacia Bolivia. La orientación debe estar llevada por la pregunta tentativa ¿qué le sirve más al participante con determinado trasfondo (socio-) cultural? Y no por otras como, ¿qué me es más fácil a mí mostrar y entender? Una vez ajustada la revisión del programa se deben revisar los materiales específicos de apoyo que pueden requerir actividades determinadas.

Alto desempeño en Bolivia

Finalmente me quiero referir al contenido mismo del programa de alto desempeño que en nuestra hermana República de Bolivia vamos a estar impartiendo en lo que resta de esta semana. Vamos a estar trabajando con nuestros alumnos en tres grandes áreas que a su vez tienen un apoyo metodológico y de experiencia que da solidez al logro del propósito.

  1. Los perfiles de sociabilidad: Estos constituyen parte central del trabajo del alumno consigo mismo, así como de los diferentes integrantes del equipo entre ellos, y finalmente inclusive se abren las posibilidades de profundizar en el perfil del equipo en relación al rubro en el cual se desempeña. Estos son mediciones que se realizan con cuestionarios electrónicos que entregan los resultados mediante el apoyo logístico desde Santiago. Con ellos los Coaches facilitadores del programa en Bolivia aumentan la efectividad del trabajo grupal e individual.
  2. La teoría del alto desempeño EVS: EVS lleva más de diez años trabajando con- y estudiando a-, empresas y equipos de trabajo que funcionan en un alto desempeño ya sea por formación o por obligación (ya que el rubro es muy delicado). Hemos desarrollado una serie de modelos (OSKAR, SIGCO, DIPAE, VARIABLES, etc…) que apoyados por el aprendizaje de la diferencia entre la empresa del Siglo 20 (jerárquica, autocrática y explotadora) y la del Siglo 21 (dinámica, inclusiva y ecológica) nos permiten comprender el qué hace que un equipo sea denominado de alto desempeño y otro que no.
  3. Desafíos: Creemos en la importancia de que un alto porcentaje de la clase sea esencialmente práctico y de aplicación de lo aprendido. Creemos que si no se hace esto el aprendizaje no logra ser de tercer orden, vale decir aprendizaje transformacional. Nosotros buscamos que mediante desafíos únicos, estrechamente ligados a nuestro modelo de trabajo y de enseñanza podemos hacer una diferencia real en la vida de las personas.

El éxito del cliente

El programa mismo contiene un sinfín de puntos, aspectos y elementos que aquí no puedo mencionar por razones de tiempo y espacio. Vale agregar a modo de conclusión que todo lo que hemos preparado puede cambiar de un momento a otro. Puede que nuestro equipo en Bolivia se dé cuenta de que lo que les sirve más a los alumnos y al cliente no es lo que hemos preparado, como descrito en nuestro articulo acerca de EVS en Alemania, pero sabemos también que la mejor preparación es ir preparado para darlo todo. Es por ello que vamos preparados para dar todo de nuestros modelos y conocimientos, aun cuando al final la última palabra la tenga el bienestar y el éxito del cliente.

Deja un comentario