De qué estamos hechos los seres humanos Parte 3

L

eer segunda parte pinchando aquí

Me doy cuenta y comparto que tengo una comprensión diferente de la persona, de aquella que aprendí de los metafísicos. Actuamos de acuerdo a como somos, como también somos de acuerdo a como actuamos. A través de nuestras acciones nos creamos a nosotros mismos. En el ambiente social en que vivimos, estamos constantemente en nuestra forma de ser. Esto lo digo a partir de lo compartido en la parte II de esta reflexión, donde compartimos que los juicios que hacemos sobre las personas disuelven la concepción metafísica sobre ella.

Los juicios que hacemos sobre las personas disuelven la concepción metafísica sobre ella. Esto debido a que los juicios que hacemos sobre las personas, a diferencia de lo que creemos, no describen, solo adscriben.

Sostengo que la persona que somos es una persona explicativa. Esto quiere decir que constantemente estamos construyendo historias o narrativas sobre quienes somos. Te invito a que veas que estas historias están basadas en las acciones que ejecutamos, están basadas en lo que hacemos. Además te invito a que veas que muchas veces al historia que cuentas sobre lo que hiciste, no coincide del todo con la historia que cuentan otros sobre el mismo hecho. Solo que a partir de estas historias de una misma acción tuya, hay quienes describen como eres y esa descripción no coincide con el ser que dices tú que eres a partir de la misma acción.

Entonces ¿Quién describe tu ser, a partir de la narrativa, como realmente eres?

Decimos que la historia que contamos sobre nosotros mismos nos remite a nuestra identidad privada y la que escuchamos que cuentan los otros sobre nosotros remite a nuestra identidad pública. Esta parte que comparto contigo nos remite a los artículos en que hablábamos de los distintos observadores que somos de una misma acción. Respecto de quien tiene la narrativa correcta, decimos que nadie, ni siquiera nosotros mismos podemos construir la historia real de la persona que somos. Esto debido a que si de alguna manera somos producto de la historia que contamos de nuestras propias acciones, entonces te invito a preguntarte quien cuenta la historia que tú cuentas y para qué la cuenta. La contamos para darle sentido a nuestras acciones, a aquello que hacemos. Es para explicar que las historias las contamos para darle un propósito, una intención a aquello que hacemos, la intención detrás de un fenómeno. Así como nos preguntamos ¿por qué se hace noche? También nos preguntamos ¿por qué me miras así? ¿Qué te hace hablarme como me hablas? Estas preguntas nos muestran que hay un propósito que no está en el hecho o acontecer mismo de la acción. Si estuviera en la acción entonces no necesitaríamos la pregunta.

Entonces ¿qué es aquello que produce la historia que constituye a la persona? ¿Cuál es el elemento gatillante, de la historia que se cuenta sobre la persona, que nos hace concluir como es en definitiva la persona? Este elemento es lo que está detrás de este fenómeno, es el lenguaje humano. Esto que comparto contigo ahora, es lo que cierra el ciclo de tres partes compartido en este foro “De qué estamos hechos los seres humanos”. Los seres humanos somos a través del lenguaje. Esto es lo que puso inquieto a nuestro naufrago en la parte I. No podía ser dado que no tenía con quien compartirlo.

Con cariño de tu coach Enrique Vergara

Deja un comentario