Reflexiones sobre la tarea lograda

Reflexiones sobre la tarea lograda
N

uestra Escuela de Coaching EVS es estricta en la mirada ética que desarrollan sus estudiantes en el programa de diplomado DHADO. Dado este conocimiento es que nuestros estudiantes se preparan para mostrar sus habilidades como coaches en la práctica del oficio del coach en los talleres de coaching de ocho horas construidos, realizados y facilitados íntegramente por tres comunidades en los días 14 y 21 de octubre de 2017. Y nosotros, como coaches mentores, no dormimos, en el cariño de la mirada del esfuerzo que vemos que realizan nuestros aprendices de coach. El candidato sabe que solo será positivamente evaluado si se centra en, no decirle durante toda la intervención, al cliente participante del taller lo que debe hacer o cómo debe hacerlo. Nuestro estudiante está desafiado en lograr que los invitados…”descubran”, aprendan y poder mantener la conversación con ellos, durante todo el taller principalmente en el presente, en el aquí y el ahora. Para un aspirante a coach es una tarea no siempre fácil. Y solo en el presente se logran cosas, se logran objetivos y resultados.

Nuestros coaches aspirantes exploraron y evocaron con claridad los principios básicos, y contenidos, hasta aquí aprendidos, del coaching y sus alcances. Nuestros coaches aspirantes mostraron claridad en el uso de capacidades y esto se vio reflejado en el nivel de capacidad demostrado en las competencias de facilitación, contenido y método.

Por ejemplo, nuestros candidatos a coaches, casi siempre, durante los talleres evitaron aconsejar, evitaron los juicios respecto de los relatos de los invitados y nunca indicaron lo que el participante debía hacer o seguir en relación a los “quiebres” aparecidos.

Nada de esto es posible sin la generosa participación de los invitados (con una gran convocatoria) a estos encuentros de trabajo. Los candidatos saben que los talleres lo construyen los participantes y solo su humildad y entrega hará que el coach pueda servir y poner las competencias aprendidas al servicio del participante y de los objetivos de cada uno de ellos. Muchas gracias queridos participantes.

Todo esto es motivo de felicitaciones a cada uno de los candidatos y mucho más que eso, es motivo de orgullo para la escuela y para sus coaches. En esta escuela se están formando los coaches que el mundo necesita, aquellos que viven para servir a aquellos que buscan crecer y vivir vidas que merezcan ser vividas. Aquellos que están dispuestos a emprender para generar valor en la sociedad. Estimados candidatos, estimados coaches…felicitaciones por la tarea cumplida.

Con cariño tu coach Enrique Vergara

Reflexiones

Deja un comentario